Rosquillas al Horno

  • Receta de Rosquillas

  • Rosquillas con
    Chocolate

  • Rosquillas con
    Miel

  • Rosquillas con
    Anís

  • Rosquillas con
    Nata



  • "Rosquillas al Horno"

    Receta de Rosquillas al Horno


    Receta completa para elaborar unas rosquillas al horno, una forma distinta de hacerlas pero que merece la pena probar. Estas rosquillas son perfectas para merendar o desayunar cualquier día de la semana.

    Ingredientes:

    - Harina, 450 gramos
    - Levadura, medio sobre
    - Un huevo grande
    - Agua, 100 ml
    - Azúcar, 90 gramos
    - Zumo de naranja, 50 ml
    - Aceite de girasol, 50 ml
    - Azúcar glass




    Preparación:

    Para empezar a preparar estas rosquillas al horno vamos a calentar un vaso de agua en el microondas o bien al fuego. Cuando tengamos el agua bien caliente la echamos en un bol y le agregamos la levadura, que consiste en un componente químico que al fermentar nos permite que nuestros dulces, panes y bizcochos sean muy esponjosos. Con la levadura se produce la denominada fermentación alcohólica, que la producen ciertos microorganismos en ausencia de aire. Removemos para mezclar e incorporamos la harina, un poco de sal y el azúcar.

    A continuación vamos a mezclar todos los ingredientes con la ayuda de unas varillas eléctricas y poco a poco agregamos el aceite de girasol poco a poco sin dejar de remover. Este tipo de aceite se obtiene, como su propio nombre indica, de la planta del girasol. Esta planta proviene históricamente del continente americano y se exportó a Europa a partir del siglo XVI. Después amasamos toda la masa con las manos hasta que esté lo más homogéneo posible.

    Cuando tengamos la masa ya bien hecha la colocamos en una superficie lisa y la extendemos con un rodillo, le damos forma de rectángulo o cuadrada. Te aconsejamos que utilices una buena tabla de cortar o la misma encimera de nuestra cocina, por supuesto la debemos limpiar muy bien para trabajar con la masa sobre ella. Ahora doblamos la masa por la mitad, apretamos y con un molde apropiado vamos cortando la masa dando la forma de rosquillas.


    Colocamos las rosquillas en una bandeja forrada con papel de hornear, si no tienes este tipo de papel también puedes utilizar el de aluminio. Procura colocar todas las rosquillas de forma ordenada en la bandeja, dejando un poco de espacio entre unas y otras para que al hornearlas no se queden pegadas entre sí. Dejamos reposar un buen rato antes de meter las rosquillas en el horno precalentado a 190 grados. Cocinamos durante un cuarto de hora aproximadamente.