Rosquillas con Canela

  • Receta de Rosquillas

  • Rosquillas con
    Chocolate

  • Rosquillas con
    Miel

  • Rosquillas con
    Anís

  • Rosquillas con
    Nata



  • "Rosquillas con Canela"

    Receta de Rosquillas con Canela


    Te enseñamos cómo se hacen unas riquísimas rosquillas con canela, este es un dulce muy popular y con mucho éxito que pudes preparar cualquier día de la semana para toda la familia.

    Ingredientes:

    - Huevos, 4 grandes
    - Leche, un vaso
    - Harina
    - Aceite de girasol, media taza
    - Azúcar, 100 gramos
    - Anís, medio vasito
    - Canela en polvo, dos cucharadas
    - Aroma de vainilla, un poco
    - Jugo y ralladura de un limón
    - Levadura, un sobre




    Preparación:

    Comenzamos estas rosquillas con canela echando los huevos en un bol y batiéndolos con unas varillas eléctricas o manuales. Los huevos son una fuente estupenda de vitaminas y minerales, pero sobre todo destacan por su alto contenido en proteínas de la mejor calidad. Sin embargo las personas que tengan el colesterol alto no deben abusar de su consumo A los huevos le echamos la leche tibia, el anís, la vainilla y el aceite de girasol. Ahora utilizaremos una batidora para batirlo todo y que la mezcla emulsione.

    A continuación vamos a incorporar a la mezcla la canela, la levadura, el azúcar, la piel rallada y el jugo exprimido del limón, puedes exprimir el limón con las manos o con algún exprimidor. Este tipo de zumo se utiliza en la cocina con muchos fines, el principal es para dar ese toque de sabor ácido tan característico. También se utiliza para preparar aliñar y hacer marinadas. Seguimos batiendo durante unos minutos más para integrar todos los ingredientes a la masa. Seguidamente iremos agregando la harina poco a poco sin dejar de batir con las varillas.

    En el momento que la masa esté en su punto y completamente homogénea tomaremos la masa y la amasamos bien. Cuando la masa esté lista la extendemos y la dejamos reposar un buen rato tapada con un trapo seco, cualquier paño de cocina limpio que tengas a mano te puede servir. La dejamos en un lugar seco donde no haga calor, incluso puedes guardarla un rato en la nevera para que la masa tome consistencia. Pasado este tiempo tomamos la masa y le vamos dando la forma típica de las rosquillas.


    Ponemos a calentar un perol de buen tamaño (para que nos quedan varias rosquillas a la vez) con abundante aceite de oliva, en vez de utilizar aceite de girasol. El aceite de oliva se compone de unas grasas que soportan mucho mejor las altas temperaturas que las del aceite de girasol, por este motivo se recomienda para freír alimentos. En este aceite vamos friendo las rosquillas hasta que estén doradas por fuera. Después de freírlas las pasamos por azúcar y canela. Dejamos que las rosquillas con canela se enfríen antes de comerlas.