Rosquillas Thermomix

  • Receta de Rosquillas

  • Rosquillas con
    Chocolate

  • Rosquillas con
    Miel

  • Rosquillas con
    Anís

  • Rosquillas con
    Nata



  • "Rosquillas Thermomix"

    Receta de Rosquillas Thermomix


    Receta especial para todos aquellos que posean la thermomix en casa. Aprovecha tu robot de cocina para preparar unas deliciosas rosquillas, ahorrarás tiempo y esfuerzo en su preparación.

    Ingredientes:

    - Azúcar
    - Huevos, 3 grandes
    - Levadura, un sobre
    - Harina de reposteria, medio kilo
    - Sal fina
    - Un poco de anís
    - Aceite de oliva
    - Piel de un limón
    - Zumo de una naranja




    Preparación:

    Para hacer estas rosquillas en la thermomix, debes colocar lo primero la mariposa en las cuchillas. Este utensilio de la thermomix se coloca en las mismas cuchillas con el objetivo de batir los ingredientes, no de cortar o triturar como hacen las cuchillas. Es una de las grandes ventajas que ofrece este estupendo robot de cocina. Una vez puesta la mariposa echa en el vaso los huevos junto al azúcar. Programa 5 minutos a velocidad 3, con temperatura 40 grados. Después deja varios minutos más con menos temperatura.

    Una vez hecho quita la mariposa y añade el zumo de naranja al vaso junto al resto de ingredientes. El zumo de naranja es un tipo de zumo que destaca por la gran cantidad de nutrientes que contiene y lo bueno que es para nuestra salud tomarlo a menudo. Por nombrar alguno podemos decir este zumo nos ayudará a regular el aparato digestivo y combatir enfermedades relacionadas él. También echaremos un chorrito de anís, la piel de un limón rallada, aceite de oliva y un poco de sal. Tritura todo durante varios segundos a velocidad 4. A continuación se añade la levadura y la harina, mezclamos unos 30 segundos a más velocidad. Hasta que nos quede una masa bastante tierna. Si ves que no queda muy espesa, añade un poco más de harina.

    Saca la masa del vaso y deja que repose, a continuación se forman las rosquillas con las manos. Pon a calentar un perol o una sartén de tamaño grande a fuego intenso, echamos una buena cantidad de aceite de oliva, la suficiente para poder freír las rosquillas. Cuando alcance buena temperatura echamos las rosquillas y las freímos hasta que estén doraditas. Cuando las saques ponlas en papel absorbente y por último las espolvoreas con azúcar por encima. Listas para tomar.